¿Miedo a qué?

¡Qué difícil es parecer simple! ¡Qué difícil es convencerte que mi complejidad no es contagiosa, que dejarte conquistar por mis besos no significa que busque sólo seducir tu cuerpo! ¡Qué difícil explicarte que mi mundo no es fantasía, es una realidad apasionante en la que siento, vivo, amo de verdad, no sólo con relatos a través de la escritura! ¡Qué difícil hacerte entender que mi complejidad esconde la simpleza de cualquier mujer!

Muchas veces me he preguntado, qué debo hacer, cómo debo actuar, qué debo decir, qué hacer para no asustar. Y por más que estudio la escena, termino siendo sólo yo y parece que ése es el problema.

Más de un hombre ha aceptado sentir miedo de estar con una mujer como yo, y estar, no me refiero sólo a una escena de intimidad, sino a la cotidianeidad de la convivencia humana. Y me pregunto: ¿miedo a qué? ¿A caer en las garras de una devora-hombres dispuesta a seducirlos en público y hacer realidad la más ardiente fantasía en este blog? ¿Miedo a qué? En verdad quisiera saber de qué huyes, de qué!

A veces quisiera ser una mujer más simple, menos complicada, no asustarte… que me dejaras conquistar tu mente en un abrazo, que entendieras que en mis brazos no corres peligro, que la intensidad de mi mundo no es un riesgo, sólo es mi esencia.

Muchas veces he sentido que quieres huir de mí y que a la vez que me retas imaginar contigo una fantasía, me limitas en la realidad, limitas las posibilidad de dejarme consentirte, sólo eso, consentirte sin la necesidad de llegar al sexo como trámite de la identidad con la que me asocias.

Podría recostarme a tu lado, besar tu frente, preguntar cómo estuvo tu día, platicar de lo trascendente y lo intrascendente, intentar resolver los problemas del mundo desde la cama, en una charla inteligente, en una conversación con argumentos, platicar por horas.

Así recostados, podría poner tu cabeza sobre mi pecho mientras con mis manos acaricio tu cabello, podría abrazarte con cariño mientras escucho tus agobios, mientras conozco tu mundo, mientras me dejas entrar un poco en tu vida.

Créeme, soy más que sexo, más que las fantasías que lees e imaginas reales, soy una mujer inteligente que sabe escuchar, opinar, conversar, tengo más talentos que sólo intentar hacerte el amor con locura, que sólo buscar seducir tu cuerpo, también podría seducir tu alma…

Créeme soy una mujer sensible, una mujer que entiende de tristezas y alegrías, de logros y retos, de miedos y desafíos. Soy una mujer que puede ofrecer caricias sin lujuria, besos con ternura, palabras con cariño. Soy una mujer que entiende de días malos, de días peores, entiende que hay días en los que parece que el mundo es un caos, soy una mujer a quien le gustaría verte llorar, reír, disfrutar…

¿A qué le tiene miedo un hombre cuando me tiene cerca? Si imaginas que sólo soy sexo y pasión, aprovéchame, disfrútame, disfruta… Si alcanzas a ver que soy más que eso, conóceme, descúbreme…

Anuncios

2 comentarios en “¿Miedo a qué?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s