Al margen de la fantasía

Me gusta cuando me imaginas, cuando me dices que a la par de tu lectura, sientes que mis palabras te acarician. Me gusta cuando dices que te gusto, cuando me escribes para agradecer las sensaciones que imaginas a través de mis relatos.

Me gusta cuando te atreves a retar la Fantasía, a cuestionarme sobre formas, olores, sensaciones. Me gusta cuando quieres tocar la realidad desde la Fantasía… me gusta, me gustas tú.

Pero, ¿te sugiero algo? No me retes, porque cada vez estoy más cerca de traspasar la fantasía y convertirme en realidad. Sí, te pienso y me encanta escribir para ti, que tú sepas que el texto fue escrito imaginándote y que me disfrutes, pero cuando conversamos e intentas encontrar la realidad detrás de la fantasía… mi mundo entra en caos.

Ser Tu Azul me hace ser ideal para la fantasía, puedes imaginar el tono de mi piel, encontrar lunares en mi espalda, ver las discretas pecas que cubren mi pecho y mis mejillas, sentir la tersura de mi piel y la fuerza de mis piernas que aún tienen los músculos marcados.

Ser Tu Azul me da la oportunidad de ser perfecta para el relato de cada noche, las sensaciones son plenas, los olores, los sabores, las formas son ideales tal cual los imaginas…

Cuando me provocas a escribir desde la realidad es frustrante el miedo de no ser Tu Azul, de ser solo la mujer que ha acumulado años, kilos, historias, desamores y derrotas que hoy le hacen solo encontrar sentido en la Fantasía.

En la realidad, estoy segura que no soy lo que tú imaginas, lo que tú deseas, en la realidad Ser Azul es sólo una opción de supervivencia, para inventarme a la medida de tu imaginación, a la medida de cada relato.

Y, ¿sabes? Tantas veces he envidiado a esa Azul, tantas veces he deseado tener sus encantos seductores, encantos capaces de volverte loco, tantas veces he deseado ser esa Azul…

Ser Azul es delicioso, que me imagines es excitante, imaginar que luego del relato evoques mi cuerpo desnudo al lado tuyo es mágico. ¡Hazlo! Pero no busques en la realidad, no busques más de lo que la fantasía te da, porque un día, puedo ceder y quizá no sea lo que imaginabas…  

Ser Azul, la de la realidad, es sobrevivir inventando historias de Fantasía en las que una noche nos encontremos a la distancia a través de las palabras. Ser Azul, la de la Fantasía, es ser sensual y seductora tal cual me imaginas… es ser Tu Azul.

Anuncios

Un comentario en “Al margen de la fantasía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s